Araña

La presencia de arañas es casi total en el planeta, se las encuentra en todos las latitudes de los continentes, desde el nivel del mar hasta los 7554 metros de altura que tiene el Monte Everest.
Existen arañas terrícolas, acuáticas que caminan sobre el agua, las que viven en cuevas, piedras o hendiduras, las que habitan entre los vegetales, las cavernícolas (sin ojos), etc. Se las encuentra en bosques y praderas, pantanos, desiertos, bajo capas de nieve de varios metros de espesor y por cierto en viviendas humanas.
Nombre vulgar: escupidoras y venenosas.
La especie más común en Argentina es la SCYTODES MACULATA, se encuentra en jardines, interior de casas y galpones.
El CEFALOTORAX de estos arácnidos es muy elevado por que da cabida a glándulas de veneno enormes y muy desarrolladas y transformadas en una sustancia pegamentosa que sale por los ganchos de los quilíferos.
Son arañas tímidas y huidizas y su veneno es muy activo pero con efectos locales (sobre piel y músculos) y generales (no se presenta en muchos casos, razón por la cual la mortandad por mordeduras de este tipo de arañas no es muy alta).
Los efectos que causan son náuseas, postración, vómitos, ictericia, cefalalgia, y al tercer día tendencia al coma.
Como recomendación se aconseja fumigar los hogares una vez al año y no dejar que se produzcan telas de araña en techos de maderas, cuadros, vigas, etc.
Ante una picadura recurrir urgente a centros asistenciales cercanos.