Pulga

La pulga es un hematófago parásito común que se alimentan de sangre de sus hospederos con sus poderosas y agudas piezas bucales.
En todo el mundo se la considera la plaga de los humanos y animales domésticos, son pequeñas (doceava parte de una pulgada), y pueden saltar hasta 20 cm con sus poderosas patas. Son de forma aplanada y con su cuerpo cubierto de espinas, que como apuntan hacia atrás, dificultan su eliminación al sacudirse o rascarse.
Viven en todo el mundo y ponen sus huevos en alfombras, colchones, pliegues de cortinas y sobre los animales (generalmente en el lomo).
Cuando no están pegadas, caen y eclosionan en el suelo, grietas, ropa de cama, tapicería en Gral. , etc., y además colocan entre 200 a 400 huevos poniendo unos pocos cada día. El adulto emerge de 7 a 14 días después de empujar, aunque algunas pueden tardar hasta un año y por lo Gral. no sobreviven en condiciones de sequedad o calor extremo.
La pulga humana es como otras especies un transmisor de enfermedades.